Jardín Botánico de Penang y Templo Hindu Waterfall Hilltop

Jardín Botánico de Penang y Templo Hindu Waterfall Hilltop

En esta oportunidad te contamos como ir al templo Arulmigu Balathandayuthapani o Waterfall Hilltop y el Jardín Botánico de Penang. Dos de las actividades principales de Georgetown que podemos hacer por nuestra cuenta.

Como ambas se encuentran muy cerca, para aprovechar el tiempo se pueden hacer el mismo día.

Templo Hindu de Penang Arulmigu Balathandayuthapani

El Waterfall Hilltop Temple o Arulmigu Balathandayuthapani Temple es uno de los templos hinduistas mas viejos de Georgetown. Se encuentra en la zona mas alta de la ciudad, sobre la cima de una colina.

Para llegar hasta allí desde el centro de Georgetown a Waterfall Hilltop Temple se puede utilizar el bus publico. El colectivo nro. 10 te deja en la puerta del Arulmigu Balathandayuthapani Temple.

El bus demora aproximadamente 40 minutos, aunque este lugar solo se encuentre a casi 8km. desde el centro de Georgetown.

Apenas entramos, hay un pequeño templo. Luego subiendo por unas escaleras, llegamos al segundo templo que es el principal de esta visita.

Templo Hindu Penang
Templo Arulmigu Balathandayuthapani

Para llegar a la cima, primero hay que sortear algunos monos sobre los andamios que se utilizan para construcción del lugar, ya que aun sigue en obra. Luego subir una escalera que te lleva al templo, en el camino se puede apreciar la vista de la ciudad de Georgetown.

Luego de subir 511 escalones, te chocas con el templo que te deja sin aliento. Es majestuoso, como es característico de los templos hindú. Luego de haber conocido muchos de los templos de Malasia, podemos decir que este es uno de los mas importantes que tiene el país tanto por su estructura, como por la vista impresionante que tiene de todo Penang.

Tiene mucho detalle en su construcción y se encuentra enteramente pintado de amarillo. Es como una torre muy grande llena de decoración, aunque lo mejor, es ponerte a ver cada detalle de semejante templo.

El interior del templo es austero. Sin grandes ornamentos, un lugar espacioso. Es un hermoso lugar para salir de la ciudad y encontrarte con la naturaleza y con este templo.

Cuando llegamos había una ceremonia, y terminamos, claro, con un punto en la frente.

Jardín Botánico de Penang

El jardín botánico de Penang se encuentra a pocas cuadras (1km. aproximadamente) del Arulmigu Balathandayuthapani Temple. Por esa razón, decidimos unir las visitas.

Este jardín botánico es de entrada gratuita. Posee unos carritos con guía para hacer paseos por el parque. No averiguamos el precio pero mucha gente los usaba. Nosotros preferimos realizar la visita caminando para poder ir parando a tomar fotos y conocer a nuestro tiempo el lugar.

Hay fuentes de agua y un sendero que te lleva a recorrer el interior, pasando por arboles gigantes, arroyos y huertos con flores. La visita al Jardín Botánico de Penang dura en total unas 3hs. recorriendolo en su totalidad. Es uno de los mas grandes

Jardin Botanico Penang
Botanical Garden en Penang.

El lugar es puro verde y las flores aportan el color. Hay un orquideario muy grande, aunque cuando fuimos estaba cerrado. También muchos senderos que salen del camino principal y nos llevan a distintos sectores del jardín botánico. Todos son muy recomendables de hacer por lo que conviene ir con tiempo suficiente.

Luego de recorrerlo, buscamos un banco para sentarnos a la sombra. Aprovechamos a mirar como unos monitos jugaban sin parar entre ellos. Saltaban de rama en rama y se agarraban de sus colas y así estuvieron un rato largo hasta que escucharon un ruido que los lleno de satisfacción. Una bolsa de plástico, los llamaba para un robo perfecto.

Por suerte los dueños de la bolsa se dieron cuenta de lo que venia y cambiaron el rumbo. Los monos, imposibilitados de hacer sus maldades, volvieron a jugar sin parar. Luego de ver el espectáculo, decidimos refugiarnos del calor en el hostel.

Para regresar, te podes tomar el mismo colectivo. La linea 10 da algunas vueltas pero lo bueno es que te lleva a conocer otras zonas de Penang que de otra manera uno no iría. Mientras volvíamos pasamos por las zonas donde se encuentran grandes colegios con enormes parques.

El colectivo se lleno de niños y adolescentes que no paraban de cuchichear y reír. Nosotros solo deseábamos llegar al hostel para descansar un rato y volver a salir cuando el sol se haya escondido.

 

Dejar un comentario: