Lo mejor de Krabi en un día: Templo del Tigre, Piscina Esmeralda y Mercado Nocturno

Lo mejor de Krabi en un día: Templo del Tigre, Piscina Esmeralda y Mercado Nocturno

Lo mejor para hacer en Krabi en un día: Templo del Tigre, Piscina Esmeralda y Mercado Nocturno de Krabi por nuestra cuenta.
Los precios, horarios y distancias desde Ao Nang.

Hacer 3 actividades en un día era todo un desafió. La clave estaba en madrugar, algo a lo que no estamos tan acostumbrados. Salimos temprano en la moto, con la mochila con agua y alguna provisiones.
Los lugares que visitamos se encuentran entre los mas famosos de Krabi, la mayoría de las agencias de viaje lo ofrecen pero es posible realizarlo por libre sin ningún problema ya que las rutas están señalizadas y la gente es muy hable, en caso de que necesitemos ayuda siempre podemos contar con ellos.

El valor de alquiler de la moto en Ao Nang es de 200 Bath, si se alquila por mas de 2 o 3 días, seguro el valor es negociable, así como también, la cilindrada de la moto ya que suelen diferenciar entre 125cc y 115cc.

Con las distintas actividades que hay para hacer en Ao Nang, recomendamos tener en cuenta alquilar moto por algunos días ya que terminaremos aprovechándola.

Conociendo Krabi en dos ruedas

Nos esperaban 70km. de ruta para llegar a la Psicina Esmeralda. Con la aplicación para el celular Maps Me en mano nos largamos a la ruta. Las calles y rutas de Krabi están en perfecto estado. El camino nos llevaba hacia las afueras, en cada curva aparecían rocas llenas de vegetación que intimidan pero también asombran. Alrededor de una hora y media o mas para llegar a destino. 

Mientra estábamos en el camino presenciamos el escape de una moto a toda velocidad seguida por el iu iu del auto de la policía, paso una primera vez y luego otra tras haber dado una vuelta manzana. Tanto nosotros como la gente del lugar miramos al mismo tiempo para seguir una secuencia hasta ahora nunca vista y que segun nos comentaron en distintos lugares, es exótica tanto para Krabi como para el resto de Tailandia. El semáforo se puso a nuestro favor y lentamente todos tuvimos que arrancar, la escena se hizo lejana sin saber como termino.

Nuestra ruta estaba marcada por una curva para un lado y para el otro, y dale derecho por esta que en algún momento llegamos. Cuando nos quisimos dar cuenta, estábamos manejando en una autopista (donde se permite doblar en u, entre carril que va y que viene, algo bastante insolito). Luego de un rato largo llego la hora de doblar y meterse por una pequeña calle sintiendo el aire fresco y algunas sombras de los arboles que acompañaban el asfalto.

Rutas de Krabi
Krabi en Moto

Llegando a la Piscina Esmeralda (Emerald Pool)

Plantaciones de palmera perfecta hacían del camino un sueño verde que nos daba la bienvenida. Se terminaron los 70km y llegamos a la pileta de agua dulce natural.

Ya era cerca del medio día y el calor era tanto que hasta nuestros pensamientos se achicharraban, solo deseábamos descansar en esa pileta. Así fue como pagamos la entrada y seguimos camino al agua.

Caminando nos dimos cuenta que había pocos turistas (Bien, dijimos). Y resulto que la entrada para extranjeros adultos tiene un costo de 200 Bath y niños 100 Bath, muchísima diferencia con los valores para Tailandeses que tan solo deben pagar 20 Bath los adultos y 10 Bath los niños.

La pileta estaba llena de chicos que intercalaban sonrisas y chapuzones. Improvisaban juegos con globos, se movían en bloque y solo se oían risas y mas risas. Los mas adolescentes intercambiaban miradas cómplices entre grupos de mujeres y varones. Al parecer esa pileta se llenaba de coqueteos permitidos y ahí, en medio de este mundo Tailandes, estábamos nosotros y algún que otro extranjero mas viviendo por un rato la vida cotidiana de Krabi.

Piscina Esmeralda - Emerald pool krabi
La Piscina Esmeralda, diversión Tailandesa.

La Piscina Azul (Blue Pool)

Después de un rato de estar en la Pileta Esmeralda, decidimos salir del agua para conocer la Piscina Azul (Blue Pool), con tiempo suficiente para poder decidir en cual de las dos pasaríamos el resto del tiempo. Al llegar resulto ser que tan solo se puede mirar y no esta permitido nadar. Al estar ahí, entendimos que seria imposible detectar su belleza si todos estuviéramos ahí metidos. Sumando que no era tan grande ni era tan fácil el acceso. Es una pileta azul turquesa de agua quieta rodeada de arboles que la cuidan. Sacamos unas fotos y nos fuimos a la Esmeralda Pool nuevamente.

Nos refrescamos un rato mas porque nuestro próximo destino aventurero nos esperaba.

Piscina Azul - Emerald Blue Krabi
Piscina Azul Krabi

Templo del Tigre (Wat Tham Sua)

Desde la Psicina Esmeralda 55km. de moto nos separaban con el Templo del Tigre y sus 1723 escalones. El segundo de los destinos mas interesantes de Krabri. 
Como teníamos que agarrar el mismo camino la vuelta fue mas fácil. Solo teníamos que estar atentos al desvió para llegar. Apenas nos desviamos vimos a lo lejos un buda gigante arriba de la montaña y Mery dijo “Hasta allá hay que subir?” y así fue.

Templo del Tigre Tiger Cave Temple
Buda de la cima del Templo del Tigre

La subida, los monos y el calor

Aparcamos la moto, nos calzamos las zapatillas, compramos un agua mineral y nos fuimos para arriba.
Un cartel nos advertía de los 1723 escalones que teníamos que subir para llegar a la cima. Las recompensas eran 3:
1- Un buda gigante.
2- Una vista preciosa.
3- Un atardecer desde las alturas.

Wat Tham Suea -Tiger Cave Temple
Inicio del camino del Templo del Tigre

 

Comenzamos a subir, vimos algunos monos meteretes que saltaban de rama en rama. Se pasaban por las barandas de la escalera (infinita) hasta que uno de esos monitos “simpáticos” decidió subirse al bolso de la cámara de fotos de Seba y tirando de una bolsa que estaba adentro logro llevarse la botella del agua, esa que recién habíamos comprado. Sabiendo que recién comenzaba la subida y el terrible calor que hacia, Seba hizo un intento por recuperar la botella. Entre puteadas fue tras el mono que mostró todos sus dientes junto con una especie de gruñido lo que fue suficiente para darla por perdida.

Templo del Tigre Mono
El mono coleccionista

Mientras tanto Mery veía como sucedía este nuevo capitulo en nuestro viaje llamado “los monos nos robaron la dignidad”. La habilidad, destreza y rapidez nos sorprendieron. No tuvimos mas remedio que subir escalón tras escalón medio riendo y medio frustrados ya que hemos leído y releído las hazañas de los monos contra los humanos pensando la clásica “a nosotros no nos va a pasar” pero aprendimos que ellos reconocen las bolsas sin importar su contenido y están dispuestas a sacarla al primer descuido del humano.

Sin mas remedio seguimos los 1650 escalones restantes. La subida fue terrible, mucho calor y una escalera eterna, Mery cada vez descansaba mas, trataba de subir de 50 o 100 escalones pero había partes donde eran terriblemente altos y angostos. Y ninguno del mismo tamaño que el otro.

La escalera del Templo del Tigre. Ya en los primeros escalones se podía prever que no seria fácil.

Tuvimos suerte de llegar a la cima y encontrarnos con unas canillas y tacitas para tomar agua. Era tanta la sed que ni pensamos en todas las recomendaciones que daban en Buenos Aires con el tema del agua, el hielo en las bebidas y las verduras crudas. Así como llegamos, tomamos dos jarritos llenos de agua. Seba habiéndolo enjuagado previamente y Mery como si fuera una taza de su casa.

Mas aliviados, subimos los últimos 10 escalones y descubrimos la ciudad de Krabi. Montañas a lo lejos y un buda gigante. El cansancio se iba acumulando, la Piscina Esmeralda mas la subida se sentían. El sol asechaba. Nos sentamos delante del buda ante la sombra que nos daba y así nos dormitamos un rato entre otros turistas que también estaban fusilados por el esfuerzo.

Recorrimos el lugar, sacamos unas fotos y nos dispusimos a tomar asiento para disfrutar del atardecer. Hermosos colores se iban formando hasta que el sol desapareció. Todos los que estábamos allí nos enfilamos a ponernos nuestros calzados y descender con calma.

Atardecer en el Templo del Tigre
Atardecer

La bajada, los monos y el terror

Casi en fila india íbamos bajando y bajando hasta que los monos se adueñaron de la escalera y sus barandas, cerrándonos el paso. Nuevamente estos pequeños hacían de las suyas, estábamos acorralados. Mono aquí, mono aya. Se trepanan de rama en rama, se subían a la baranda y se cruzaban de lado a lado como si nada. El pánico, la desesperación y la noche se veían venir. Un perro que estaba bajando con la gente los enfrento y mas monos aparecieron de adentro de la selva, todo era gritos de monos y ladridos del perro al que parecían iban a atacar en cualquier momento. Algunas personas corrieron hacia abajo y otros hacia arriba para no quedar en la zona mas conflictiva.

Unos minutos despues las cosas se fueron relajando y cada uno se fue reagrupando su gente. Alguien del fondo de la fila grito “keep going” y tratando de no tocar las barandas, esquivando a los monos y sus colas fue como volamos hacia abajo.

Nuestros gemelos ardían, todo lo que había durado la subida fueron minutos de bajada. Finalmente llegamos a tierra firme y libre de monos. Subimos a la moto, prendimos las luces y salimos para el mercado.

Monos templo del tigre
La foto corresponde a la subida, en la bajada nadie se atrevió a sacar una cámara, ni cualquier otro objeto.

Mercado Nocturno de Krabi

Desde el Templo del Tigre hasta el Mercado hay casi 9km, en la zona había bastante transito y el GPS estaba mas desorientados que nosotros.

Luego de dar unas vueltas encontramos un lugar para dejar la moto y fuimos al que suponíamos era el mercado. En realidad era uno que se encontraba muy cerca y donde vendían comidas, frutas y verduras, o tortas. Aprovechamos para comer pollo frito que hacia bastante tiempo que no probábamos y del que prometían no ser picante.

Terminada la cena, fuimos al verdadero Night Market. La cantidad de gente que había era realmente aterradora y el espacio para pasar muy reducido. Nos metimos en la marea y fuimos recorriendo los distintos sectores, el mercado tiene sectores de ropa, comida, juegos de feria y en el centro de todo esto, un escenario y sillas para el publico.

En Ao Nang se ofrece en todas las casas de turismo la excursión al Mercado por 200 Bath. Realmente a nosotros no nos pareció que valga la pena como única actividad a realizar. Es un lugar para pasar un rato por lo que lo mejor seria combinarlo con otras actividades.

Mercado Nocturno Krabi Night Market
Mercado Nocturno de Krabi

 

Como comentamos en el post sobre Ao Nang, en este mismo recorrido de 3 actividades, también se puede sumar la visita al Templo Blanco (Wat Kaew Korowaran) que se encuentra en el centro de Krabi, muy cerca del Mercado Nocturno.
En nuestro caso preferimos hacer mas tranquilos la Piscina Esmeralda  y el Templo del Tigre que nos resultaron mucho mas interesantes para hacer y dejamos afuera estas 2 actividades.

 

Horarios de Visita, distancia y precios:

Piscina Esmeralda (Crystal Pool o Sa Morakot)

Horario: 9 a 17hs.
Precio: 200BTH Adultos / 100BTH Niños
Distancia desde Ao Nang: 72Km.

 

Aguas Termales (Hot Spring)

Horario: 9 a 17hs.
Precio: 90BTH
Distancia desde Ao Nang: 72Km.

 

Tiger Cave Temple (Wat Tham Suea)

Horario: 7 hasta el atardecer.
Precio: Gratuito
Distancia desde Ao Nang: 21Km.

 

Templo Blanco (Wat Kaew Korowaran)

Horario: 8 a 17hs.
Precio: Gratuito
Distancia desde Ao Nang: 15Km.

 

 

 

Dejar un comentario: