Mercados y Comidas de Ipoh para disfrutar la cultura india, china y malaya.

Mercados y Comidas de Ipoh para disfrutar la cultura india, china y malaya.

Algo por lo que se destaca Malasia son sus comidas y por supuesto, las comidas de Ipoh no se quedan atrás.

Tanto en los restaurantes y puestos callejeros, como en sus mercados, siempre se come bien, con mucha variedad y buena calidad, gracias a su mezcla de culturas malaya, india y china. Para nosotros, otra de las grandes atracciones de Malasia sin dudas son las comidas de Ipoh y sus grandes mercados.

Los mercados de Ipoh

A unas 5 cuadras del centro histórico se encuentra uno de los mercados mas grandes para ver en Ipoh, se puede buscar como Pasar Besar Ipoh. Ver ubicación aquí.

Se encuentra dividido por sectores. En el primer piso venden pescados, mariscos y verduras. La parte de las verduras es muy grande, cada puesto tiene todo acomodado prolijamente. Un placer comprar verdura, toda de buena calidad.

La parte donde están los pescados, tienen mesadas de granito o mármol donde ponen el hielo y ahí el producto fresco para la venta. Aunque también vimos un barril con agua y peces vivos listos para vender. Esto si nos dio un poco de impresión.

Comidas de Ipoh
Mercado de Ipoh

En el segundo piso, se pueden comprar huevos, separados por tamaño y también había huevos de codorniz y pato. Estos últimos, tienen una capa de tierra negra que es donde mama pata los esconde según nos explico el vendedor al que le preguntamos que era esa capa negra que tenían los huevos.

En el mismo piso, se encuentra el sector de frutas, bananas por todos lados, sandia, melón, ananá y durian (fruta clásica de Tailandia y Malasia).

Como en el hotel podíamos cocinar, este mercado nos vino regio para hacer nuestras compras y aprovechar a comer un sabor mas casero después de casi dos meses de viaje.

Entre las distintas actividades para hacer en Ipoh, creemos que merece la pena pasar por este mercado, aunque solo sea para conocerlo. Si bien se encuentra abierto hasta la ultima hora de la tarde, recomendamos visitarlo durante la mañana que es cuando se encuentra la mayor cantidad de locales abiertos y movimiento.

Mercado Nocturno Pasarmalam First Garden:

Gracias a un recepcionista de Abby Hotel, nos enteramos que había un mercado nocturno de comida china que solo abre solo los viernes.

Se encuentra bastante alejado de la zona céntrica así que los 5 voluntarios que estábamos en el hotel, nos tomamos un Grab y nos dirigimos a descubrir de que se trataba este mercado.


Al llegar, nos dimos cuenta que era bastante concurrido por el trafico que había en la zona. Nos bajamos del auto, empezamos a caminar y los puestos aparecieron tímidamente hasta que cada vez se hacían mas y mas. Resulto ser un mercado enorme!

En el había de todo un poco. Ropa para damas, niños y caballeros. Bijouteria para mujeres, adornos, electrónica barata y lo mas importante, comida. Mucha comida.

Mercados de Ipoh
Si se puede freír, este puesto lo tiene.

La felicidad era total, íbamos parando para ver, preguntar y luego de una ronda de reconocimiento, empezamos a probar.

Primero probamos unos creps de una masa muy fina y crujiente de coco. Luego, para calmar el hambre, un pollo frito nunca esta de mas. Unas bolitas de harina de trigo rellenas con jamón y queso, y otras con octoputus (pulpo) adentro, llamado Takoyaki.

De postre, unas porciones, 3 en realidad, de torta de chocolate, coco y queso. Toda una alucinación para un lugar como Ipoh, o incluso Malasia, donde los dulces no son algo habitual.

Y por ultimo, un panqueque con praliné de maní y helado para culminar la noche.

Tortas en el mercado de Ipoh
Muchas variedades de tortas

Ademas de estos platos, había salteados, fritos, algunas cosillas al vapor, bandejas con fruta fresca, verduras, sticks y bandejas de pollo, pescados, camarones, y jugos de todos los colores y sabores.

Un mercado lleno de gente local, comprando sin parar. Un acierto total haber conocido este lugar.

 

Mercado Nocturno Gerbang Malam

Otro de los mercados nocturnos, es el Gerbang Malam, que en realidad son unas cuadras con varios restaurantes y donde se ponen puestos en las veredas para vender todo tipo de productos.

Este mercado se encuentra cerca del centro de Ipoh, abre todas las noches y extrañamente tiene movimiento hasta bastante tarde, algo que no es habitual en Ipoh. Es un lugar donde la gente local va a hacer sus compras y aprovechar para comer.

Ver ubicación aquí. 

 

Comidas de Ipoh

Ipoh, al igual que Georgetown tiene influencia de varias culturas. Cada una de ellas mantiene su tradición y en este caso, hablando de las comidas de Ipoh, se puede destacar la India, China y Malaya.

En esta ciudad podemos encontrar miles de locales gastronómicos y puntualmente, los denominados “Mamak”. Siempre que nos recomienden uno de ellos, vamos a comer bien. Son los restaurantes que hacen las comidas típicas del lugar, poseen bajos costos y siempre la mercadería es fresca porque toda la gente local come en ellos.

Comida India

Mery, no come picante, cuestión que a veces la limita un poco. Cuando fuimos al barrio indio, Seba se pidió todo lo que le ofrecían. El plato o mejor dicho bandeja con una hoja de plátano, venia con arroz en el medio y alrededor las diferentes variedades de comidas.

Un pedazo de pescado (cuidado con las espinas), pollo con salsa de curry picante, una especie de espinaca con cebolla y algo picante, chauchas tipo en estofado picante, y otras verduras picantes acompañaban el plato del que no quedo nada.

 

Otra incursión en la comida india, fue al restaurante Nasi Kandar Yong Suan donde hacen un plato típico llamado Nasi Kandar.

Es un lugar al que llegamos por casualidad porque se encontraba abierto por la tarde y había bastante gente. Resulto ser un restaurante muy concurrido por locales y lleno en todo horario. La fila para llevar siempre estaba completa. El menú era solo un plato: arroz, pollo con salsa picante y mas salsa arriba del arroz.

Mery pedía la versión sin picante, que era arroz y pollo, sin ninguna salsa ni ningún agregado. La miraban con cara de que insulsa esta piba pero para ella, era la gloria.

La salsa del plato estaba hecho con curry, papa, muchas especias. Una comida simple pero realmente deliciosa, que explicaba porque tanta gente iba a comer allí, incluso teniendo que hacer fila.

Roti y Tonsai

Entre las comidas indias, otra que destaca es el Roti y Tonsai. Fue uno de los mejores platos que descubrimos en Malasia y que puede llegar a ser un manjar luego de estar en países como Tailandia donde prácticamente no se cocina nada con harina.

El Roti, consiste en una masa, parecida a una tortilla mexicana, a la que se le agrega todo tipo de salsas y rellenos que pueden ser salados o dulces.

El Tonsai, es mas parecido a un panqueque y al igual que el roti puede venir con salsas y rellenos.

En cada nuevo lugar que visitamos, siempre buscamos recomendaciones de restaurantes que lo preparen y terminamos siendo habitúes. En el caso de Ipoh, elegimos “Nasi Kandar Pekan”.

Se puede comer tanto como desayuno, en este caso elegimos el Roti Susu que es con leche condensada y Roti con banana, así como también como almuerzo o cena, donde no hay un favorito ya que entre tanta variedad aun seguimos probando nuevas variedades.

Comida China

Otras de las comidas de Ipoh que podemos encontrar son las de la comunidad China.

Probamos sopas en puestos callejeros, casi todas tienen caldo de pollo o pescado, noodles (ahí cada uno elije su preferido: pueden ser fideos finitos, de los amarillos o de los blancos gruesos), brotes de soja y verdeo. Siempre esta la opción de que sea picante.

Un lugar donde encontramos muy buenas sopas, es en la esquina que ponemos en el mapa a continuación. El lugar al que hace referencia “Foo San” es donde venden las bebidas y según el día hay 4 o 5 puestos callejeros que es donde hacen las sopas y algún plato mas.


Dumpling de cerdo y verdeo. Los mejores que comimos hasta ahora, con salsa de soja y jengibre o con salsa picante.
Uno de los preferidos de Mery es un plato de noodles finitos con salsa de soja, verdeo, dumplings y carne tipo seca.

Un clásico que mucho no nos gusto, fue un plato de pollo hervido con la piel que lo trozan y luego lo sirven en un plato.

A nosotros nos toco mas hueso que carne, además, venia un plato de arroz y otro de brotes de soja. Si bien el arroz estaba muy rico, lo demás no nos deslumbro. Para quienes quieran probarlo, pueden pasar por la zona del Mercado Nocturno Gerbang Malam del que hablamos arriba y encontrara varios restaurantes que ofrecen este plato.

Un postre que nos gusto mucho fue un gofre de chocolate con helado y algunos topping que aportaban su magia

Dejar un comentario: